Limas para uñas

Limas de uñas


En el mercado existen muchos tipos de limas de uñas, quitando las convencionales, seguramente te estés preguntando que tipo de lima te conviene para hacer la manicura que estás buscando. Las limas se pueden clasificar por su forma, por su grosor o gramaje, o por el material del que están hechas.

Tipos de limas de uñas

Podemos dividir las limas de uñas en las siguientes categorías:

  • Forma:

    • Media luna
    • Bloque
    • Banana o plátano
    • Ergonómicas
  • Grosor: 

    Algunas limas tienen cada uno de sus lados con diferente gramaje, para distintos acabados.

  • Limas grano grueso: Se utilizan para uñas de gel o acrílicas, su gramaje va desde 80 hasta 120. No se deben utilizar en uñas naturales ya que podrían ocasionar daños casi irreparables.
  • Limas grano medio: Suelen ser las clásicas limas de cartón, normalmente se usan para rebajar las uñas naturales y su gramaje oscila entre 150 y 180.
  • Limas de grano fino o superfino: Estas limas se pueden utilizar para dar el acabado final a la uña o para pulir en caso de gramajes muy finos. Por ejemplo, una 240 se usaría para dar el acabado final a la uña. A partir de 400 ya se consideran muy finas y son comúnmente usadas para pulir y dar brillo a la uña.
  • Material: 

    El tipo de material con el que están hechas las limas esta directamente relacionado con el uso que se la va a dar, la durabilidad, higiene e incluso la ergonomía.

  • Cartón o madera con papel de limado: Estas son las clásicas limas de toda la vida, son baratas, pero su durabilidad es muy limitada, casi de usar y tirar. Válidas para sacarnos de un apuro, pero no para un uso intensivo.
  • Bloques pulidores: Consisten en un bloque habitualmente con 4 caras, en las que cada una de ellas lleva un papel de limado con distinto grano. Es decir, tienes la cara para rebajar, otra para pulir, otra para dar brillo, etc. Lo bueno de los bloques es que es un todo en uno, y no necesitas varios tipos de limas para dejar la uña perfecta.
  • Metal: Son bastante conocidas y no se recomienda utilizarlas en uñas naturales, ya que provocan que la uña se quiebre y se abra en capas.
  • Acolchadas: Las limas acolchadas también tienen varias caras y tipos de granos, al igual que los bloques pulidores, pero en un formato más tradicional, están a medio camino entre las clásicas de cartón y el mencionado bloque pulidor.
  • Cristal: Y por último las reinas de la fiesta, las limas de cristal son todo ventajas, tienen una duración media mucho mayor en comparación con cualquier otro tipo de lima, son muy higiénicas y fáciles de esterilizar, ya que se pueden lavar al acabar la manicura, y por si fuera poco son las que se usan en cualquier salón de belleza. ¿Te parece poco? Quizás el único inconveniente sea el precio, ya que son un poco mas caras que las demás, pero es una inversión que merece la pena sin duda. Conseguirás un acabado mejor, la lima durará mucho más en perfecto estado y además te aseguras que siempre están limpias y listas para conseguir ese resultado que tanto deseas.

Recordamos que es importante limar las uñas siempre en la misma dirección para evitar que se debiliten.

 

Además de limas de uñas, en nuestra tienda tenemos:

 

Limas de uñas
4.6 (91.43%) 7 vote[s]